Lolla 2016: NGHB, energía de rock and roll

Lo dijo en una entrevista previa a su actuación, y lo ha repetido varias veces el último tiempo. Noel Gallagher se siente uno de los últimos representantes del rock and roll, una suerte de baluarte de esas bandas de estadio que convocaban multitudes imposibles. Algo que con Oasis vivió durante mucho tiempo y que desde hace cinco años dejó atrás para continuar su carrera musical a menor escala. 

noel02

El ex Oasis llegó por segunda vez como solista a Chile para presentar la gira promocional de Chasing Yesterday, su segundo disco. Una visita precisa y concisa: se bajó del avión, tocó en Lollapalooza, y se fue. Un hecho que quizás afectó el show que protagonizó en el VTR Stage donde, con 15 minutos de retraso, salió a escena a eso de las 19:30 horas. Quizás porque estaba cansado, o apurado para ajustar todas las canciones del set sin salirse del tiempo acordado, el músico habló poco y solo tocó. Pero aún así, casi en piloto automático, sonaron los primeros acordes y conectó con el público.

Abrió con “Everybody’s on the run”, un tema más puasado de su debut (Noel Gallagher’s High Flying Birds, 2011) para pasar a “Lock all the doors”, de su último trabajo pero cuyos orígenes se remontan a la época de Oasis. Curioso, porque el tema aún así se despega un poco del sonido de su ex banda y consolida el sello propio que el mayor de los Gallagher ha logrado en su trabajo en solitario. Eso sí, la capacidad para mover masas y convertir todo en euforia rockanrollera permanece intacta.

noel03

Por eso, al final del día, no resulta tan errada su creencia de ser uno de los últimos representantes del rock and roll. Sobre todo, inserto en un festival cuyos headliners estuvieron alejados del exceso de guitarras, y cuyo público promedio es cada vez más chico. Pese a ello, y a que se trata de gente que nunca vivió la euforia y los excesos de las grandes bandas de rock, la conexión se estableció igual. Como postal, el final con “Don’t look back in anger”, donde cada uno levantó las manos y cantó (o al menos trató de tararear), sin importar la edad ni de si estaban ahí porque esperaban el número posterior; o porque estaban escuchando uno de los mayores éxitos de su banda favorita.

Setlist: Everybody’s on the run, Lock all the doors, In the heat of the moment, Riverman, The death of you and me, You know we can’t go back, Champagne Supernova (Oasis), Half the world away (Oasis), Listen Up (Oasis), The Mexican, Digsy’s Diner (Oasis), If I had a gun, Wonderwall (Oasis), AKA… What a life!, Don’t look back in anger (Oasis).

By | 2016-03-29T16:56:50+00:00 March 23rd, 2016|En Vivo| Comments